Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
Agosto 23, 2014, 01:34 Horas
Inicio Ayuda Ingresar Registrarse
Noticias: ALTA FORO || Éver Banega || La recuperación de Gameiro se retrasará 6 semanas más. || || ||

+  Foro Oficial SFC - Sevilla FC: Ayer, hoy, y siempre.
|-+  SEVILLA F.C.: La Entidad
| |-+  LA AFICIÓN
| | |-+  Blogosfera Sevillista
| | | |-+  PALANGANISMO EXACERBADO
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema. « anterior próximo »
Páginas: 1 [2] 3 4 5 6 ... 13 Ir Abajo Imprimir
Autor Tema: PALANGANISMO EXACERBADO  (Leído 20130 veces)
coletas
Juvenil
***
Conectado Conectado

Mensajes: 1127


« Respuesta #20 : Agosto 29, 2011, 20:25 Horas »

Á mí tampoco me gusta que me llamen palangana
En línea
Jose Luis Bueno
Mundialista
*******
Conectado Conectado

Mensajes: 19583


Los sueños cambiaron el destino de los hombres


« Respuesta #21 : Agosto 29, 2011, 21:43 Horas »

Ante todo, quiero pedir perdon por si alguien se molesta. Pero es que no entiendo como un sevillista se puede sentir identificado por lo que claramente es un insulto y sus respectivos derivados PALANGANA Enojado, de verdad es que tiene webos.

PD. PALANGANA, es con lo que se lavaba el c.....o DON MANUE..ostias.

A mí me lo llaman y me encanta.
En línea
Le Tissier
Amatéur
*****
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5926



« Respuesta #22 : Septiembre 22, 2011, 21:35 Horas »

Lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible.

Tras un post titulado "Todos a una" del estilo de los que en este blog se estilan, se puede leer el siguiente comentario

"Espero que tu vecino se de cuenta de una puta vez que le estas mangoneando el wifi y asi internet tendrá un retrasado mental menos, aportando basura. Ale, que no se te haga tarde, que ya sabes que Del Nido se enfada, si no llegas puntual para hacerle su mamada diaria. ( No es recomendable que te lo sigas tragando, aunque ya sea tarde para preocuparte por el SIDA ). Un consejo, anímate de una vez a sacarte el graduado escolar, o acabarás en la cárcel como tu abuelo y tu padre. Además aprovecho para cagarme en tu puta madre ( aunque dudo que la conozcas, y en tal caso, estará borracha pidiendo limosna por alguna esquina) y en todos tus muertos ( entre ellos el yonki – gitano A. Puerta). Haz un favor a la humanidad y pégate un tiro, malnacido de mierda."
En línea
Jose Luis Bueno
Mundialista
*******
Conectado Conectado

Mensajes: 19583


Los sueños cambiaron el destino de los hombres


« Respuesta #23 : Septiembre 23, 2011, 10:18 Horas »

Otro gran artículo con lo que muchos se sentirán identificados. Habla básicamente sobre Polster y su etapa en el Sevilla. 

http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2011/09/22/amor-en-los-tiempos-de-la-puta-mierda/
En línea
SNM
Mundialista
*******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 17737


Lo esencial es invisible a los ojos


« Respuesta #24 : Septiembre 25, 2011, 02:33 Horas »

Me encanta, que lote de reir me meto con la mala leche que se gasta.
En línea
Jose Luis Bueno
Mundialista
*******
Conectado Conectado

Mensajes: 19583


Los sueños cambiaron el destino de los hombres


« Respuesta #25 : Noviembre 03, 2011, 00:55 Horas »

Otro articulazo en homenaje al 0-1 en el Calderón con Monchi de estrella.


http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2011/11/02/monchi-mas-alla-de-la-puerta-de-tannhauser/
En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #26 : Diciembre 16, 2011, 18:26 Horas »

El mejor blog sevillista en la red...e basta.

http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/
En línea
Er sevi
Cadete
**
Desconectado Desconectado

Mensajes: 716


Que me quiten lo bailao...


« Respuesta #27 : Diciembre 16, 2011, 19:24 Horas »

Le estoy leyendo, y ....la biblia, macho. Que tino. Impresionado, parece casi la voz de la conciencia . Impresionado me hallo. Impresionado (otra vez) Sonreir
En línea
Jose Luis Bueno
Mundialista
*******
Conectado Conectado

Mensajes: 19583


Los sueños cambiaron el destino de los hombres


« Respuesta #28 : Diciembre 17, 2011, 00:43 Horas »

http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2011/12/16/sevilla-futbol-club-real-madrid/

La previa para el partido de mañana. Como siempre, flipante.

El texto anterior, el de los catetos, no me ha gustado. Hubiese preferido que se centrasen en meter caña a la prensa de Madrid en lugar de hacerlo con los aficionados, que a fin de cuentas, cada uno es del equipo que le sale de los cojones, independientemente de las razones que le hayan llevado a serlo. Reconozco que me influye que mi familia es madridista y no me gusta que se hable así de ese tipo de madridismo.

Y también porque trato o intento tratar igual a un sevillista que nació sevillista gracias a sus padres y que ha podido compartir su afición con su familia (debe estar guapísimo), que a un sevillista que se hizo en el 95 o a uno que empezó a ser sevillista a raíz de los títulos. 
En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #29 : Diciembre 17, 2011, 00:46 Horas »

http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2011/12/16/sevilla-futbol-club-real-madrid/

La previa para el partido de mañana. Como siempre, flipante.

El texto anterior, el de los catetos, no me ha gustado. Hubiese preferido que se centrasen en meter caña a la prensa de Madrid en lugar de hacerlo con los aficionados, que a fin de cuentas, cada uno es del equipo que le sale de los cojones, independientemente de las razones que le hayan llevado a serlo. Reconozco que me influye que mi familia es madridista y no me gusta que se hable así de ese tipo de madridismo.

Y también porque trato o intento tratar igual a un sevillista que nació sevillista gracias a sus padres y que ha podido compartir su afición con su familia (debe estar guapísimo), que a un sevillista que se hizo en el 95 o a uno que empezó a ser sevillista a raíz de los títulos. 

No está mal pero PEX Castilblanco ha bajado un poquito el nivel -o será como en todos los medios de información, que las previas son menos interesantes- con respecto a los post anteriores.
En línea
Yosiun - THE YOSS -
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 9279


Dastin Yossman


« Respuesta #30 : Diciembre 17, 2011, 00:52 Horas »



Enorme. jajajajajajaja
En línea
AO
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 11002


Esta temporada vuelve Tito Poulsen on tour!!!


WWW
« Respuesta #31 : Enero 06, 2012, 13:13 Horas »

UNA CARAJA QUE LO COMPLICA TODO

http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2012/01/06/una-caraja-que-lo-complica-todo/
En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #32 : Enero 14, 2012, 01:43 Horas »

Discoteca y paja

Es viernes por la noche. Las 21:00 o así. Cenas algo ligerito, que si no luego cuesta más cogerla y a veces hasta te sienta mal. Lo acompañas con una cerveza. Hoy vas a hacer algo grande. Lo sabes. Tienes ganas de triunfar. En casa anda un poco revuelta la cosa, con gente que ve minada su confianza y con gente que atraviesa problemas legales. No pasa nada, pones la música que te gusta en el móvil, el ordenador, el ipod o lo que sea que tengas. Y te metes en la ducha. Cantas, gritas. Sales, te apañas el pelo como puedes y te echas colonia, en un minuto. Que vas a salir de fiesta pero no eres maricón. Te pones la camiseta buena, los vaqueros y los botines. Vestido para matar. Llamas a los colegas. No te toca cargar con el botellón. Hoy puede ser un gran día, y lo va a ser. Lo sabes. También lo sabe el conductor del autobús, que se ha esperado a que aparezcas por la esquina para pasar por tu parada. Los semáforos te dejan pasar. Tus amigos son puntuales. Sacas los avíos de la bolsa, y vámonos al lío.

El portero, por supuesto, te ha dejado entrar. También sabe que hoy es tu noche. Aliñado como vas, comienza el partido. Tú contra todas. Y te fijas en una. Tú no eres el más guapo de las fiestas, pero tienes lo tuyo. Resultón. Incluso, hace poco, aunque cada vez más, tuviste una racha impresionante. No había quien te parara. Ahora funcionas a arreones. Total, a lo que vamos. Que te fijas en ella. Te acercas y vas a tumba abierta. Por derecho. Siguiendo el manual. Se intenta por izquierda, por derecha, por el centro, presionando bien arriba y recuperando cuando decaes. Ella se ríe, se sonroja, hace remolinos con su pelo y todo eso. Pero se aparta cuando entras a matar. Ni siquiera te hace cobras descaradas porque tú nunca te acercas tanto, pero se muestra esquiva. Y así pasan los minutos. La cosa empieza a flaquear. Te pueden los silencios, y ella empieza a distraerse. A mirar a otros tipos. Estás bailando con la derrota. Preso de tus propios fallos, te tomas un descanso y vas a la barra.

En la reanudación, vuelves cargado de moral pero temeroso. Ya os conocéis, no tienes que ir a por todas desde el principio. Y el desgaste pesa sobre los dos. Lo vuelves a intentar tímidamente, creas peligro. De repente, un colega te hace señas. Dice que te acerques. Tú sabes que eso es un error de principiante, que lo puede echar todo a perder. Una tía que te ve comentar la jugada y hacer gestitos cual simio, suele salir corriendo. Pero vas y lo haces. Tu colega, qué coño, el amigo de tu colega, quería decirte alguna gilipollez. Antes de llegar ya sabes que la has cagado. Cuando vuelves hacia ella, está bailando con otro. Un chulo de mierda. Te fijas bien, y hasta es una mijita bizco. El cabrón le está dando un buen meneo y se comen la boca casi al instante. Por las buenas, nada de mierdas previas, como hiciste tú. Llegar y marcar. Te quedas con cara de tonto. Otra vez esa sensación de ser la sombra de lo que fuiste, cuando ninguna tía se te escapaba. Aunque fuera de las mejores. Y hoy, encima, te vas con la pesadumbre de que no triunfas por errores que cometiste alguna noche reciente.

Lo intentas un poco con otras, pero todas te han visto desfondarte con la de antes y pasan de ti. Además, tu ya no tienes cuerpo para nada. Le dices a tus colegas que te vas, entre cuatro juntáis lo del taxi y para casa. Borracho y solo. Antes de  acostarte, pensando en la que se fue, enciendes el ordenador y te metes en xvideos. La morena que bota como si le fuera la vida en ello hasta se parece un poco a la que te rechazó. Y, aunque ya sea el final de la noche, y ya no valga para nada, todo sea muy artificial y superfluo, sacas un poco de fuerza y te das una pequeña alegría. Final. La cabeza gira sin parar cuando te vas a dormir. Habrá resaca. Mañana va a ser un día duro, con lo revuelta que está la casa.



Sublime.
En línea
drodgom
Amatéur
*****
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5424


« Respuesta #33 : Enero 14, 2012, 09:49 Horas »

Discoteca y paja

Sublime.

No me gusta cuando se ponen demasiado bordes con otros equipos, pero este no es uno de esos. Es introspectivo y acerado.

Realmente bueno.
En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #34 : Enero 18, 2012, 00:07 Horas »

Me río yo de Marlow río arriba por el Congo buscando a Kurtz

Antes de que empiecen a leer, debemos hacerles una advertencia muy seria. Lean este aviso antes de seguir adelante; se lo recomendamos por el bien de su salud mental, para que sus noches sigan siendo plácidas y no se vean inundadas de pesadillas. Este artículo versará sobre la parte más oscura del ser humano, acerca de seres que mejor sería para la raza humana que nunca hubieran existido, mas la Madre Naturaleza a veces tiene fallos monstruosos, bromas crueles. Nos adentraremos en los recovecos de la locura, la oligofrenia, la paranoia y otros inicuos fantasmas de la mente. Si son personas de sensibilidad a flor de piel, si se espantan ante la mera mención de los horrores de la genética, no sigan leyendo. A partir de aquí, se abre el abismo.

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Empecemos al modo de los conferencistas de postín, relatando una bonita anécdota. Para el tema que vamos a tratar, mejor empezar poquito a poco. Unos preliminares, que diría la doctora Ochoa, a quien los hados confundan. Decíamos ayer que aquí, el que suscribe, es aficionado a darle al Pall Mall. No siempre fue así, claro, hubo una época en la que ni lo probaba, estaba en el instituto, a poco de entrar en la Universidad, jugaba al fútbol y claro, fumaba Chester. Tenía yo la costumbre de bajar al perro después de almorzar y pasarme por el kiosko del barrio a abastecerme de cigarrillos. Un día soleado de invierno, de esos a los que tan proclive es esta ciudad, benigna en cuanto a clima como pocas, cumpliendo con mis hábitos, me acerqué a comprarme un paquete de tabaco. Entro, doy las buenas tardes, pero hete aquí que el perro entra en la tienda y tengo que echarlo. Pido, y al momento oigo una voz que dice “Illo, ¿ese perro es tuyo?”. Soy de natural arisco y poco sociable, así que ni miré al cliente que, suponía, se dirigía a mí. Noto que me tocan en el hombro. Si el intercambiar banalidades con desconocidos me saca de quicio, el contacto físico innecesario con cualquiera me pone un velo de sangre ante los ojos. Me vuelvo, frunciendo los labios, inquiero, ¡¿QUÉ?!, y ahí estaba él. No alcanzaría el 1,60, tocado con una gorra de los Hornets de no sé dónde, los de las avispas esas celestes del baloncesto o algún deporte peor; bizco, pero no como Soldado, sino estrábico severo, que envidiaría la suerte de Genaro Gattuso para él; y con una camiseta del Real Betis Balompié como impedimenta de su tercio superior. Pensé, ojú, intelectual habemus. Me repite la pregunta. Respondo que sí, que el puto perro es mío. A lo que este muchacho, que entre sus dones debería contar también con el mal de Asperger, al no notar en absoluto mi mirada de desprecio ni mi entonación poco amistosa, repuso, “Po yo tengo un knishe q se kme a tu perro” (vano esfuerzo de intentar plasmar las menguadas luces y execrable sintaxis de mi indeseable interlocutor). Hasta los huevos de la situación, objeté: “Aaaaaaah. Pues tómate algo, mi arma”. Creo que no llegó a entender la chanza y siguió buscando aprobación a su comentario por parte del kioskero, contestándole éste que dejara de joder, que en realidad tenía un rottweiler. Lo vi todo claro. O sea, que el despojo social este me ha creído un igual, pensaba que entraría al trapo por el honor de mi perro, que me enzarzaría en un “y tú más” de los que tanto gustan por aquí, para al final haberme tenido que meter las bravatas por el culo. Un imbécil que ni sabe hablar, ni tiene educación, ni horizontes vitales, ni mierda en las tripas, encima con esa camiseta, había intentado tocarme los cojones. Pues eso, queridos amigos, es el paradigma del bético. Una broma de la genética, un chiste de Dios, que encima se te pone gracioso.

Tenemos constancia de que la mayoría de nuestros lectores son de la ciudad de Sevilla y no les contamos nada nuevo, pero por si hay foráneos entre nuestra dilecta parroquia a los que no les ha bastado el ejemplo anterior, apelaremos a su cinefilia, preguntaremos si han visto la obra maestra “Freaks”, de Tod Browning, y recuerden a la plétora de anormales que la protagonizaban. Sustráiganle a esas criaturas la ternura y la dignidad, y ya lo tienen. El 98% de béticos es tal que así. Porque los desquiciados, enanos, dementes y otros individuos de la película tenían plena consciencia de sus limitaciones, sabían que pertenecían a un mundo aparte y eran felices en él sin meterse con nadie. Pero el bético va más allá. Es un elemento que vive en un delirio permanente, de una mitomanía tal, que inventa un realidad paralela al considerar todo lo circundante, esto es, el mundo real, como intolerable. No los culpamos por ello, Dios nos libre, pero llegan a ser un poco cansinos en su empeño por ser equiparados como seres normales y, por ello, con la pretensión de que tomemos en cuenta sus absurdas disquisiciones llenas de embustes, bellaquerías, incoherencias, farfullos, tartamudeos, dudas y, con harta frecuencia, ventosidades.

Una vez caracterizado nuestro objeto de estudio y debate, debemos reconvenirles a no pensar que todo el monte es orégano. Recuerden que había un 2%, cifra aproximada pero plausible, de seres pensantes que profesan y admiten sin pudor aparente adhesión por las trece barras. Pero es un cifra tan escueta que lo dejaremos fuera de nuestro estudio. Dirigiéndonos de nuevo a nuestro ideal lector de fuera de la ciudad de Sevilla, pensamos importante señalarle una singularidad casi única en el mundo que acaece en esta, nuestra bella ciudad. A los tontopollas de verdiblanco no se les toma por el pito del sereno, no se les aparta en un rincón a que rumien sus fantasías y alucinaciones con un babero colgando del cuello, clorpromazina y otros neurolépticos en vena, aparte de un poco de levofloxacino para paliar el dolor de infecciones venéreas a las que también son proclives por no saber gobernarse según los criterios civilizados de la sociedad en que se insertan y ser poco tolerantes a la frustración. No señores. Aquí, ciudad solidaria como pocas, tanto que nos pasamos de la raya en según qué casos, y este es el más claro, los tratamos como a personas normales y corrientes. Más aún, desde la prensa se intenta dar trato igualitario tanto al mejor club de Andalucía, el que más títulos regionales tiene, el que más títulos nacionales, único poseedor de títulos continentales; con las cosas estas. Un ejemplo ilustrativo. En 2009, el Diario de Sevilla, que cumplía una década de existencia, hizo una exposición de sus portadas más significativas en los jardines del Cristina, enfrente de la Torre del Oro. En ese período, por ocioso que sea de recalcar, el Sevilla Fútbol Club había ganado dos Copas de la UEFA, una Supercopa de Europa, una Copa del Rey y una Supercopa de España, aparte de varias clasificaciones para la máxima competición continental, una Liga que peleó hasta la última jornada y otros éxitos. Los untermenschen de la Palmera habían ganado una Copa y se encontraban en el momento de la exposición en Segunda. ¿Cree usted, oh lector extranjero, español de bien, que el número de portadas que recogían las gestas del Sevilla era superior en número a las que mostraban las mamarrachadas de los otros, aunque sólo fuera por deferencia hacia el club de Nervión que con sus éxitos había contribuido a que multitud de periodistas de ese medio, que los cielos confunda, conocieran toda Europa de arriba abajo, cuando lo normal, si tenían que esperar a viajar con el Betis, es que lo más lejos que hubieran viajado en su vida fuera a Logroño? Nada más lejos de la realidad. Empataítos. Dos a dos. Una portada al Sevilla por lo de la primera UEFA, otra por la muerte de Antonio Puerta. Del resto, nada. Ellos, su Copa contra el Osasuna y, pásmense, no la del día siguiente a su victoria contra el Chelsea, hecho que fue glosado en la prensa local como la más alta cima del fútbol sevillano, sino la de la vez aquella que bajaron y a los pocos días salieron unos cuantos miles de subnormales a la calle a pedir no se sabe muy bien qué.

Como malos padres de locos o inadaptados, aquí se toma la táctica de “no le digas nada, shhh, que se enfada, tú síguele la corriente”. Mal hecho. La realidad es la que es. Puta, puede llegar a ser muy puta. Pero de nada sirve ignorarla, porque se llega a estos extremos. A que una de las mayores ciudades de España y, eso sin duda, la que más amor propio tiene al menos en lo relativo al fútbol, haya tenido que esperar más de un siglo a que su equipo tenga un campeonato continental, que sólo tengamos una Liga y en Dos Hermanas, otra. Aunque eso, a estos chistes con patas, les da igual. Porque, para finalizar, nos extenderemos sobre el rasgo más dañino de su naturaleza. A ellos, en realidad, su equipo se la suda. Se la suda. Su única razón de ser y existir es dar por culo. De sus escasas alegrías, yo, como cualquier ciudadano, lo que más les recuerdo son ascensos. Que no tiene nada de malo, cada uno celebra lo suyo, un ascenso, un Carranza, un suficiente en pretecnología. Tampoco vamos a ponernos exquisitos. Pues siempre, siempre, siempre, el leit motiv de sus celebraciones ha sido acordarse del sevillismo. Que si pobre palangana ya nos vamos a ver, que si la copa del centenario, que si “lociento”, que si la sábana, que si realidades y no recuerdos. Una pena, pero es así. Como las viejas de un pueblo de Córdoba donde eché unos días un verano, que se subieron al bus en el que yo iba declarando que la feria de su pueblo era mejor que la de Sevilla. Incapaces de disfrutar con lo suyo, tan hondo es su complejo de inferioridad. Y pasamos por alto sus primas a equipos que tenían que medirse al Sevilla para que éste no pudiera ascender a Primera o aquel Betis-Sporting de Gijón.

En fin. Así son nuestros vecinos. Qué le vamos a hacer, cada cual tiene su cruz y la nuestra es ésta. No precisamente una arbórea, tipo penitente de la Quinta Angustia (aquí ya me da igual el lector foráneo. El que quiera aprender, que hubiera nacido aquí), que eso lo lleva cualquiera y son cuatro horas de estación de penitencia. La nuestra es una cruz cuádruple de hermano de la Sed guardia civil en Intxaurrondo en los primeros años 80 con promesa de llevar eso todos los años porque, como dice la sevillana, dónde estaré, Dios mío, la próxima primavera.

Hemos hecho todo lo posible por caracterizar, delimitar, definir y poner en su contexto a estas criaturitas. Sin embargo, reconocemos que hemos fracasado al intentar responder al mayor interrogante; ¿cómo es posible que siendo de la misma ciudad, con las mismas costumbres, los mismos ritos, la misma herencia, que incluso compartiendo genoma, sean tan diferentes a las personas de orden? No podemos responder. Tal vez lo mejor sería remitirnos a ellos, que suelen proclamar que lo suyo es un sentimiento, o una tara, sin explicación ni utilidad alguna, añadiríamos nosotros. Como la malaria, el ornitorrinco, o la polidactilia. Mutaciones inútiles en las que es imposible ver la mano de un hacedor decente.
En línea
AO
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 11002


Esta temporada vuelve Tito Poulsen on tour!!!


WWW
« Respuesta #35 : Enero 18, 2012, 00:27 Horas »

Me río yo de Marlow río arriba por el Congo buscando a Kurtz

Antes de que empiecen a leer, debemos hacerles una advertencia muy seria. Lean este aviso antes de seguir adelante; se lo recomendamos por el bien de su salud mental, para que sus noches sigan siendo plácidas y no se vean inundadas de pesadillas. Este artículo versará sobre la parte más oscura del ser humano, acerca de seres que mejor sería para la raza humana que nunca hubieran existido, mas la Madre Naturaleza a veces tiene fallos monstruosos, bromas crueles. Nos adentraremos en los recovecos de la locura, la oligofrenia, la paranoia y otros inicuos fantasmas de la mente. Si son personas de sensibilidad a flor de piel, si se espantan ante la mera mención de los horrores de la genética, no sigan leyendo. A partir de aquí, se abre el abismo.

PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE Empecemos al modo de los conferencistas de postín, relatando una bonita anécdota. Para el tema que vamos a tratar, mejor empezar poquito a poco. Unos preliminares, que diría la doctora Ochoa, a quien los hados confundan. Decíamos ayer que aquí, el que suscribe, es aficionado a darle al Pall Mall. No siempre fue así, claro, hubo una época en la que ni lo probaba, estaba en el instituto, a poco de entrar en la Universidad, jugaba al fútbol y claro, fumaba Chester. Tenía yo la costumbre de bajar al perro después de almorzar y pasarme por el kiosko del barrio a abastecerme de cigarrillos. Un día soleado de invierno, de esos a los que tan proclive es esta ciudad, benigna en cuanto a clima como pocas, cumpliendo con mis hábitos, me acerqué a comprarme un paquete de tabaco. Entro, doy las buenas tardes, pero hete aquí que el perro entra en la tienda y tengo que echarlo. Pido, y al momento oigo una voz que dice “Illo, ¿ese perro es tuyo?”. Soy de natural arisco y poco sociable, así que ni miré al cliente que, suponía, se dirigía a mí. Noto que me tocan en el hombro. Si el intercambiar banalidades con desconocidos me saca de quicio, el contacto físico innecesario con cualquiera me pone un velo de sangre ante los ojos. Me vuelvo, frunciendo los labios, inquiero, ¡¿QUÉ?!, y ahí estaba él. No alcanzaría el 1,60, tocado con una gorra de los Hornets de no sé dónde, los de las avispas esas celestes del baloncesto o algún deporte peor; bizco, pero no como Soldado, sino estrábico severo, que envidiaría la suerte de Genaro Gattuso para él; y con una camiseta del Real Betis Balompié como impedimenta de su tercio superior. Pensé, ojú, intelectual habemus. Me repite la pregunta. Respondo que sí, que el puto perro es mío. A lo que este muchacho, que entre sus dones debería contar también con el mal de Asperger, al no notar en absoluto mi mirada de desprecio ni mi entonación poco amistosa, repuso, “Po yo tengo un knishe q se kme a tu perro” (vano esfuerzo de intentar plasmar las menguadas luces y execrable sintaxis de mi indeseable interlocutor). Hasta los huevos de la situación, objeté: “Aaaaaaah. Pues tómate algo, mi arma”. Creo que no llegó a entender la chanza y siguió buscando aprobación a su comentario por parte del kioskero, contestándole éste que dejara de joder, que en realidad tenía un rottweiler. Lo vi todo claro. O sea, que el despojo social este me ha creído un igual, pensaba que entraría al trapo por el honor de mi perro, que me enzarzaría en un “y tú más” de los que tanto gustan por aquí, para al final haberme tenido que meter las bravatas por el culo. Un imbécil que ni sabe hablar, ni tiene educación, ni horizontes vitales, ni mierda en las tripas, encima con esa camiseta, había intentado tocarme los cojones. Pues eso, queridos amigos, es el paradigma del bético. Una broma de la genética, un chiste de Dios, que encima se te pone gracioso.

Tenemos constancia de que la mayoría de nuestros lectores son de la ciudad de Sevilla y no les contamos nada nuevo, pero por si hay foráneos entre nuestra dilecta parroquia a los que no les ha bastado el ejemplo anterior, apelaremos a su cinefilia, preguntaremos si han visto la obra maestra “Freaks”, de Tod Browning, y recuerden a la plétora de anormales que la protagonizaban. Sustráiganle a esas criaturas la ternura y la dignidad, y ya lo tienen. El 98% de béticos es tal que así. Porque los desquiciados, enanos, dementes y otros individuos de la película tenían plena consciencia de sus limitaciones, sabían que pertenecían a un mundo aparte y eran felices en él sin meterse con nadie. Pero el bético va más allá. Es un elemento que vive en un delirio permanente, de una mitomanía tal, que inventa un realidad paralela al considerar todo lo circundante, esto es, el mundo real, como intolerable. No los culpamos por ello, Dios nos libre, pero llegan a ser un poco cansinos en su empeño por ser equiparados como seres normales y, por ello, con la pretensión de que tomemos en cuenta sus absurdas disquisiciones llenas de embustes, bellaquerías, incoherencias, farfullos, tartamudeos, dudas y, con harta frecuencia, ventosidades.

Una vez caracterizado nuestro objeto de estudio y debate, debemos reconvenirles a no pensar que todo el monte es orégano. Recuerden que había un 2%, cifra aproximada pero plausible, de seres pensantes que profesan y admiten sin pudor aparente adhesión por las trece barras. Pero es un cifra tan escueta que lo dejaremos fuera de nuestro estudio. Dirigiéndonos de nuevo a nuestro ideal lector de fuera de la ciudad de Sevilla, pensamos importante señalarle una singularidad casi única en el mundo que acaece en esta, nuestra bella ciudad. A los tontopollas de verdiblanco no se les toma por el pito del sereno, no se les aparta en un rincón a que rumien sus fantasías y alucinaciones con un babero colgando del cuello, clorpromazina y otros neurolépticos en vena, aparte de un poco de levofloxacino para paliar el dolor de infecciones venéreas a las que también son proclives por no saber gobernarse según los criterios civilizados de la sociedad en que se insertan y ser poco tolerantes a la frustración. No señores. Aquí, ciudad solidaria como pocas, tanto que nos pasamos de la raya en según qué casos, y este es el más claro, los tratamos como a personas normales y corrientes. Más aún, desde la prensa se intenta dar trato igualitario tanto al mejor club de Andalucía, el que más títulos regionales tiene, el que más títulos nacionales, único poseedor de títulos continentales; con las cosas estas. Un ejemplo ilustrativo. En 2009, el Diario de Sevilla, que cumplía una década de existencia, hizo una exposición de sus portadas más significativas en los jardines del Cristina, enfrente de la Torre del Oro. En ese período, por ocioso que sea de recalcar, el Sevilla Fútbol Club había ganado dos Copas de la UEFA, una Supercopa de Europa, una Copa del Rey y una Supercopa de España, aparte de varias clasificaciones para la máxima competición continental, una Liga que peleó hasta la última jornada y otros éxitos. Los untermenschen de la Palmera habían ganado una Copa y se encontraban en el momento de la exposición en Segunda. ¿Cree usted, oh lector extranjero, español de bien, que el número de portadas que recogían las gestas del Sevilla era superior en número a las que mostraban las mamarrachadas de los otros, aunque sólo fuera por deferencia hacia el club de Nervión que con sus éxitos había contribuido a que multitud de periodistas de ese medio, que los cielos confunda, conocieran toda Europa de arriba abajo, cuando lo normal, si tenían que esperar a viajar con el Betis, es que lo más lejos que hubieran viajado en su vida fuera a Logroño? Nada más lejos de la realidad. Empataítos. Dos a dos. Una portada al Sevilla por lo de la primera UEFA, otra por la muerte de Antonio Puerta. Del resto, nada. Ellos, su Copa contra el Osasuna y, pásmense, no la del día siguiente a su victoria contra el Chelsea, hecho que fue glosado en la prensa local como la más alta cima del fútbol sevillano, sino la de la vez aquella que bajaron y a los pocos días salieron unos cuantos miles de subnormales a la calle a pedir no se sabe muy bien qué.

Como malos padres de locos o inadaptados, aquí se toma la táctica de “no le digas nada, shhh, que se enfada, tú síguele la corriente”. Mal hecho. La realidad es la que es. Puta, puede llegar a ser muy puta. Pero de nada sirve ignorarla, porque se llega a estos extremos. A que una de las mayores ciudades de España y, eso sin duda, la que más amor propio tiene al menos en lo relativo al fútbol, haya tenido que esperar más de un siglo a que su equipo tenga un campeonato continental, que sólo tengamos una Liga y en Dos Hermanas, otra. Aunque eso, a estos chistes con patas, les da igual. Porque, para finalizar, nos extenderemos sobre el rasgo más dañino de su naturaleza. A ellos, en realidad, su equipo se la suda. Se la suda. Su única razón de ser y existir es dar por culo. De sus escasas alegrías, yo, como cualquier ciudadano, lo que más les recuerdo son ascensos. Que no tiene nada de malo, cada uno celebra lo suyo, un ascenso, un Carranza, un suficiente en pretecnología. Tampoco vamos a ponernos exquisitos. Pues siempre, siempre, siempre, el leit motiv de sus celebraciones ha sido acordarse del sevillismo. Que si pobre palangana ya nos vamos a ver, que si la copa del centenario, que si “lociento”, que si la sábana, que si realidades y no recuerdos. Una pena, pero es así. Como las viejas de un pueblo de Córdoba donde eché unos días un verano, que se subieron al bus en el que yo iba declarando que la feria de su pueblo era mejor que la de Sevilla. Incapaces de disfrutar con lo suyo, tan hondo es su complejo de inferioridad. Y pasamos por alto sus primas a equipos que tenían que medirse al Sevilla para que éste no pudiera ascender a Primera o aquel Betis-Sporting de Gijón.

En fin. Así son nuestros vecinos. Qué le vamos a hacer, cada cual tiene su cruz y la nuestra es ésta. No precisamente una arbórea, tipo penitente de la Quinta Angustia (aquí ya me da igual el lector foráneo. El que quiera aprender, que hubiera nacido aquí), que eso lo lleva cualquiera y son cuatro horas de estación de penitencia. La nuestra es una cruz cuádruple de hermano de la Sed guardia civil en Intxaurrondo en los primeros años 80 con promesa de llevar eso todos los años porque, como dice la sevillana, dónde estaré, Dios mío, la próxima primavera.

Hemos hecho todo lo posible por caracterizar, delimitar, definir y poner en su contexto a estas criaturitas. Sin embargo, reconocemos que hemos fracasado al intentar responder al mayor interrogante; ¿cómo es posible que siendo de la misma ciudad, con las mismas costumbres, los mismos ritos, la misma herencia, que incluso compartiendo genoma, sean tan diferentes a las personas de orden? No podemos responder. Tal vez lo mejor sería remitirnos a ellos, que suelen proclamar que lo suyo es un sentimiento, o una tara, sin explicación ni utilidad alguna, añadiríamos nosotros. Como la malaria, el ornitorrinco, o la polidactilia. Mutaciones inútiles en las que es imposible ver la mano de un hacedor decente.

Amén.

Genia,sublime,la puta realidad.
En línea
AO
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 11002


Esta temporada vuelve Tito Poulsen on tour!!!


WWW
« Respuesta #36 : Enero 20, 2012, 02:11 Horas »


http://palanganismoexacerbado.wordpress.com/2012/01/19/sevilla-futbol-club-mibeti/

SEVILLA FC- MI BETI

PEX CORRESPONSALÍA MAÑA Dice la leyenda que si un sevillista repite tres veces “pobre pobre palangana que amargado se te ve”, un sábado a las 10 de la noche en la grada del mediestadium, te aparecen el que fuma por el ojo, el de los escudos de pan, Don Olivé, Don Bosch, Pep Merl, Ozerramón, los 20.000 de Utrera y Juanito Calahorro y te meten una paliza que te dejan en el sitio. Eso sí, la paliza sería una paliza desde un punto de vista moral, todo es moralmente hablando en ese clusz.
Llega el fin de la primera vuelta y a pesar de que Mibeti está a apenas un partido de los puestos de descenso, estoy seguro de que va a ser candidato a equipo revelación, el medioestadium candidato a fortín del año, Isidoro jugador top-10 de Comunio y mibetibueno acabará entrando en Europa como ha hecho casi siempre a lo largo de toda su historia.

Vayamos al partido. Sí, última jornada y nos tocan los chavalitos oligofrénicos con sus pajas gordas y sus ideas de frenopático. Nunca en mi vida vi una realidad paralela mayor. Para que no me acusen de subjetivo voy a resumiros objetivamente a ambos equipos a lo largo de la historia.



Y aquí podíamos acabar, tampoco quiero ahondar más en la herida, eso es así y ahí están los datos, lo demás es hablar moralmente hablando (valga la rebuznancia). Una vez acabado el análisis objetivo pasemos a lo que todos preferimos en este santo lugar, el insulto fácil. Siempre he sido fiel defensor de Marcelino así que espero y estoy convencido de que en este partido estará a la altura de las circunstancias. A pesar de que nuestra plantilla es mejorable como todas, no hay posible comparación con la de mibetin, sería como hacer una comparación musical entre Luciano Pavarotti y Marco Antonio Solis.

Voy a describir uno a uno el once tipo top-class que puede presentar el conjunto de Pep Mehr en la última jornada de la primera vuelta. Como no estoy en la voluminosa chorla de Pep, voy a imaginar a los que pondrá. Igual pongo a algún sancionado pero no me apetece comprobarlo, seamos serios, pensad lo triste que es utilizar internet para meterte en la página web de la federación a ver el acta de un partido de mibeti. Ojo, y os lo dice alguien que ha utilizado la red para entrar en el foro amigosdelvoleibol.com.

Sin tiempo ni espacio para más mierdas, vamos a describir a los jugadores de mibeti, en realidad mi opinión no os va a servir un carajo porque los conocemos todos, sin embargo, así nos reímos un rato de esta panda de jugadoracos. En cursiva os pondré cómo son descritos en la página web criaturil, realidad paralela siempre presente.

Casto: Responde al nombre de Casto Barriga, seguramente penséis que su padre fue un cabrón poniéndole el apellido Barriga y además un nombre tan bonito como Casto. Pero no, Barriga es su segundo apellido y el portero criatura se lo puso en plan nombre artístico “Casto Barriga”. Todo lo que le pase me parecerá poco.

Futbolísticamente hablando es canela fina. Su especialidad son los balones aéreos, sobre todo los lanzados desde el centro del campo, resaltar que ha jugado en el Pueblonuevo, Merida, Logroñés, Albacete y Mibeti. De los porteros más flojos de primera división, regular en reflejos, malo en colocación y lamentable por arriba. Y además, por qué no decirlo, es bastante feo.

Se trata de un guardameta muy ágil bajo palos, de grandes reflejos y que mantiene la concentración durante todo el encuentro. Su incansable trabajo en los entrenamientos le hace estar siempre disponible para el entrenador, al que siempre ha correspondido cuando la situación lo ha requerido.

Cuando ya no sabes qué cualidad inventarte de un portero, sucede lo que sucede.

Chica: Si juega Isidoraco la definición sería la misma. Jugador polivalente al estilo Arbeloa, es decir, igual de malo en la derecha que en la izquierda. Dicen de él los entendidos que es potente y de gran despliegue físico, hablando en plata, tiene menos técnica y habilidad con el balón que Dabo. Recurre al patadón con frecuencia y es fácilmente desbordable. Eso sí, esta to petao el torete.

Javier Chica Torres es un lateral diestro que puede jugar en ambas bandas y que tiene como virtudes la potencia en su juego y el sacrificio tanto en defensa como en ataque. La dirección deportiva se decidió por su incorporación al responder al perfil de futbolista con gran implicación y óptimo rendimiento en su puesto.

Vamos, que era barato.

Mario: No es el típico jugador canario, no nos llevemos a engaño, ni tiene voz de pajarillo, ni ha nacido en Arguineguín, ni hace sus cuatro mierdas con la zurda y se le presupone calidad. Da hostias a los delanteros sin ton ni son e intenta esconder sus deficiencias con su apariencia de macarrilla de barrio. Central no muy hábil, con problemas con el balón en los pies y, porque no decirlo, tampoco era el más listo de la clase.

Mario eligió al Betis como destino para triunfar en su madurez futbolística y engrosar una plantilla configurada por jugadores con hambre por hacerse un hueco entre los grandes de la Liga.

Con dos cojones.

Dorado: Ha jugado en el miHuescabueno, también conocido como el Manchester del Prepirineo o el Betis de Aragón, hasta los 28 años, creo que no hay mucho más que decir. Como es zurdo ya se le da por hecho que tiene calidad y salida de balón, nunca he entendido este razonamiento. Eso sí, en Segunda B era el capo de la defensa del Huesqueta.

José Antonio Dorado Ramírez es un central con una disciplina táctica sobresaliente que le hace estar siempre en el lugar justo y en el momento adecuado. Siempre sale victorioso en los enfrentamientos con balón ante el rival y tiene en el corte de balón una de sus grandes virtudes. También es el jugador referente atrás que saca la pelota jugada y se suma al ataque en jugadas a balón parado.

Con dos cojones, sin vergüenza de ningún tipo. Aunque parezca mentira no hablan de Mathias Sammer, hablan de Chechu Dorado.

Nacho: Como buen interior paquete, se le ha reconvertido a lateral izquierdo. Deja muy descuidada la defensa y se cree lateral ofensivo por lanzar cuatro melonazos al centro del área. Nacido en la ciudad del sevillano el que no bote, ha metido 1 gol en sus últimos 100 partidos como profesional. No nos engañemos, esto es Sevilla y aquí hay que mamar, metedle 10 eurillos en el betandwin.

Tiene muy buena salida de balón y un sentido de la colocación que le hace dosificarse a la perfección para llegar sobrado a los 90 minutos. Su clara proyección ofensiva le hace sumarse al ataque con frecuencia, ostentando también un buen regate y centro desde la banda. En ocasiones también ha sido utilizado en el centro del campo, dado su buen manejo de balón e inteligente criterio en el pase.

Sin comentarios.

Beñat Etxebarría Urkiaga: Conocido como el nuevo Xavi, aunque en realidad esté más cerca de Bakero. Lo malo que debe ser cuando en el Athletic no le echan ni cuenta siendo vasco, equipo que recordemos que ha llegado a fichar a Roberto Ríos por 2000 millones de pesetas. Lleva forro polar Astore, pendientes en las dos orejas y botas de montaña. Aunque vaya a comprar el pan, viva en Sevilla y sea verano, da igual, esas tres premisas son invariables.

Mediocampista organizador con exquisita visión de juego, gran colocación y un buen desplazamiento en largo. Tras debutar, en pocos partidos logró ser el corazón del equipo gracias al orden y organización que emplea en su juego. Tiene un excelente golpeo en jugadas a balón parado y también un gran sacrificio en el aspecto defensivo.

Señores que esto es de la página web oficial, eh.

Salva Sevilla: Canterano del Sevilla que no tenía cupo en el primer equipo y que es estrella en el tercer. Como no defiende una mierda se le considera centrocampista ofensivo, su mayor cualidad es la facilidad para dar asistencias de gol, dando una decena la temporada pasada. En segunda y contra los Geronas de turno, no nos meemos fuera tampoco.

Salva Sevilla López es un mediocentro ofensivo que canaliza el ataque del equipo gracias a su visión de juego, buen pase en profundidad y un certero golpeo a balón parado. Empezó como delantero en el Poli Ejido y fue retrasando su posición, compitiendo en la mediapunta en la U.D. Salamanca y llegando a jugar incluso como mediocentro organizador algunos partidos en el Betis.

Si, por arte de magia, se les olvida comentar sus tres años en nuestro filial. De la descripción tampoco quiero hacer más sangre ya, es tontería.

Iriney: Centrocampista de buena capacidad física, regular manejo de balón y lamentable disparo a puerta. Mediocentro apañadete para primera división. Como buen brasileño, está sobrevalorado por el mero hecho de serlo. Mis primeras pajillas futbolísticas (y no futbolísticas, seamos serios) fueron alrededor del año 94 y eso ayuda a sobrevalorar a los brasileiros estos.

Es el dueño del centro del campo. Es un auténtico pulmón en el mediocentro y en su juego ejerce una presión asfixiante al rival gracias a una complexión física que le hace abarcar una amplia zona del campo. Ostenta un buen disparo con su pierna derecha y su inteligente manejo de balón le hace ser una pieza importante en el centro del campo.

Ji Paco, ji.

Jefferson Montero: Panchitos, me dan la vida. Alguien tiene que decirle a esta gente que poner nombres yanquis con apellidos españoles queda ridículo. Centrocampista bluff,  infladísimo por la prensa de su país y que no creo que haga carrera en primera división. Tiene alguna cosita puntual pero desaparece en la mayor parte del partido. Escucha reguetón, se pone la gorra siempre excepto cuando hace sol y lleva pantalones cuatro tallas más grandes.

Jefferson Montero (Babahoyo, 1989). Destacaba ya de pequeño en un club de su ciudad natal de Babahoyo y fue seleccionado por su provincia de Los Ríos. En 2007 viaja a Guayaquil y se une a las divisiones menores del Emelec. El técnico de entonces, Carlos Torres Garcés, lo subió al primer equipo de inmediato. Debutó en Primera División el 10 de febrero, de ese mismo año, ante El Nacional en el Estadio Olímpico Atahualpa. Fué campeón juvenil con la Selección Sub-17 en los Juegos Panamericanos desarrollados en Río de Janeiro, y él marcó el gol del empate en la final ante Jamaica. A finales del 2008 fué cedido al club mexicano Dorados de Sinaloa.

Un currículum a la altura de muy pocos, desde luego.

Jorge Molina: Delantero grandote y que se mueve bastante bien en el área. Suele meter bastantes goles pero tiene 29 años y todavía no había debutado en primera división así que tampoco es la polla. Bastante oportunista y el mayor peligro de una plantillaca más propia de otras divisiones.

Es un delantero centro puro, rematador que tiene la portería entre ceja y ceja y que rara vez deja escapar la oportunidad cuando caza el balón en el área. También posee un gran juego de espaldas del que se beneficia el equipo a la hora de montar las jugadas de ataque. Gran profesional dentro y fuera de los terrenos de juego, Molina es infalible en el mano a mano ante el portero y en los lanzamientos de penalti.

No prejuzguemos a las personas sin conocerlas, seguro que el que ha escrito esto no tuvo una infancia fácil.

Rubén Castro: Perteneciente a la quinta del sobrevalorado con voz de pajarillo, junto con Ayoze, Ángel, Guayre y Carmelo. Goleador con algo de técnica pero en equipos de muy bajo nivel que no ha llegado a más por su lamentable cabeza. Fiestero empedernido que ha pasado por equipos como Rayo o Huesca y de 10-12 goles por temporada en primera división, siendo muy generosos con er shico.

El entrenador lo ha utilizado en varias ocasiones partiendo desde la banda derecha, definiéndose claramente como segundo delantero y acompañando al ariete. Pese a su estatura, tiene un buen remate de cabeza, mucha movilidad dentro y fuera del área y una explosiva arrancada con el balón. Llegó al Betis de la mano de Pepe Mel y aquí ha conseguido la estabilidad que no encontró en el Deportivo de La Coruña, donde cada verano le buscaban destino para ir cedido.

Porejito Ruben y que malotes los del Depor, que cada verano le querían encasquetar al primer Ponferrada de la vida que se interesara por él.

Este once de lujo está acompañado por unos suplentes a la altura de las circunstancias como son Goitia, Matilla, el gato Isidoro, Momo o Nerzon, sin olvidar al injustamente dejado sin ficha federativa, próximo Fernando Hierro y estrella de Mibeti B, Juanito Calahorro.

Ya mismo digo que como no saquemos la victoria contra esta gente seré el primero en hablar seriamente de Marcelino y empezar a repartir a diestro y siniestro contra el señor García Torarl. No ganar este último partido para maquillar algo la primera vuelta sería un crimen.

Abran juego, señores.



En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #37 : Febrero 25, 2012, 21:47 Horas »

Él



PEX CORRESPONSALÍA SANTIPONCE A esta casa, la música, le toca los cojones. Dentro de ese sentir general hay diferentes criterios entre sus miembros; personalmente no la odio, como sí hacen algunos compañeros. Sólo me causa indiferencia. Puedo estar meses sin escuchar una nota musical, nunca he comprado un disco y habré descargado cuatro canciones en mi vida; apenas le he sacado partido al religioso pago de los miles de euros que llevaré abonados en concepto de canon digital. No entiendo qué se hace con ella. Es decir, pongo un disco, empiezo a escuchar canciones y entonces, ¿qué? ¿Me quedo quieto escuchando? ¿Me pongo a hacer cualquier otra cosa, al final paso de la música o ésta me distrae, para no hacer bien ni un menester ni el otro? No le veo el fondo, me parece aburrido; inquietante y sospechosamente pasivo. Mi viejo no pensaba igual y a mediados de los 80 se compró un pedazo de equipo que le costó, más o menos, lo que hoy un abono para menor de edad detrás de la portería. Una señora pasta. Desdeñó un nuevo sistema que le ofrecía el vendedor, que incrementaba el precio en unos dos mil duros más, del que decían sería el soporte del futuro. Un tal “compact disc”. Optó por lo conocido, el vinilo de toda la vida. También se inclinó por el sistema Beta para el vídeo, de más calidad que el VHS y además las cintas eran más pequeñas, se ahorraba espacio. Al ser una persona seria, cuando en febrero del 86 Salvat sacó su colección “Musicalia”, habló con el señor Joaquín, el kioskero, y la adquirió enterita. La verdad es que los fascículos estaban muy bien. No eran los archivos completos de la Deutsche Grammophon, pero tampoco era “Clásicos Populares”; ni “La vuelta al mundo en 80 dedales”; por entonces Salvat se respetaba a sí misma y al cliente lo consideraba un ser pensante. Me tragué los cien discos. Era el 86, en junio se jugó un Mundial con un campeón decente, que le daba emoción a los partidos ganando con la mano o con finales de cinco goles, había 10 tuercebotas deseosos de hacer olvidar lo de las Malvinas, su capitán era el Dios del fútbol y el seleccionador estaba loco. No aburrían con tristes 1-0 para después alardear de buen juego. Lo primero, ganar. Para jugar bien y cagarla ya estaban los brasileños o Las Palmas de Sergio Kresic. Y como los partidos se jugaban a una hora lógica en el país anfitrión, que entonces los horarios se fijaban por el bien del espectáculo y no por el de Mediapro, algo había que hacer después de cenar hasta que empezara el partido de cada madrugada, por lo que el viejo y yo nos entregábamos a la molicie y a la melomanía. Gran verano aquel, mi estío pre-Educación General Básica. De aquellas veladas me quedaron claras una serie de verdades durante mucho tiempo inamovibles. Verdi y Wagner eran los amos, los números uno sin discusión. Será que el nacionalismo centrípeto crea genios musicales; del centrífugo no puedo decir lo mismo. El primero era italiano, ya con eso me tenía medio ganado. Italiano serio, no como Puccini, que era un poquito histriónico; hasta un iletrado de cinco años se da cuenta. Nabucco, La Traviata o Aida, con mi léxico de entonces, las categoricé en el olimpo del “mucha tela”. Aparte, el del vídeo comunitario del barrio, que se cagaba en el gordo de Megaupload, emitía con asiduidad “Novecento”, película que, como ustedes saben, empieza con un tarado gritando por las calles de un pueblo que Verdi ha muerto. Aquello me ponía aún más. Si Verdi me gustaba, lo de Ricardo Wagner alcanzaba el paroxismo. La épica hecha música. Yo era muy fan del Guerrero del Antifaz; Wagner, el autor que mejor le cuadraba a mi héroe. El Toni Polster de la música, machacando de principio a fin. Y que fue un tío que se vestía por los pies. Consciente de pertenecer a una cultura bárbara, iletrada, inferior y septentrional, sin la insondable riqueza de la civilización grecorromana, no se arredraba y adaptaba como libreto leyendas y relatos nórdicos. Cada uno a lo suyo, nada de situar la acción en la ciudad más importante de la edad moderna, como Mozart, Rossini, Bizet, o Beethoven en su única ópera, que se fijaron, como personas cultas que eran, en Sevilla para escenario de sus obras. Wagner era el más grande; por tanto, Brahms me parecía un homosexual deicida, como toda su sucia estirpe, que no merece mayor comentario. Ah, si el mundo le hubiera hecho caso al genio de Leipzig; nos habríamos ahorrado a Brahms, sus mierdas húngaras, y el autoplagio anual de Woody Allen. Beethoven no estaba mal, pero muy llorón. Que si soy sordo, que si el mundo es una cloaca y Napoleon una mamona. Jódete; lo que yo daría por ser sordo y no tener que oír tantas gilipolleces. Bach es barroco. Odio el barroco. Ya vivo en la única ciudad del mundo que se quedó en el siglo XVII en todo lo que respecta a arte. Hasta la polla del barroco. Y Mozart, muy bueno, excepcional, pero a fin de cuentas, un mariconazo de tomo y lomo. Porque sí, porque un señor que compone estupideces sobre flautas mágicas, hombres pájaro y reinas de la noche, no es de fiar. A quién puede interesarle una pequeña serenata nocturna cuando tiene al alcance de la mano dramones como Tristán e Isolda u oberturas como la de Tannhäuser. Yo era sevillista ya entonces, más aún, conocedor de lo que eso implicaba; quería patetismo, tragedia, odio, violencia, muerte; no vacuas composiciones ilustradas que te engañan como a un chino. ¿Que el hombre en esencia es bueno, el advenimiento de la razón, la mayoría de edad del ser humano? Venga ya, cuéntame otra, Wolfgang. Muera la inteligencia. Vivan las cadenas. Reconocía su extraordinaria calidad, cómo no, y eso me ponía más en contra suya. Un tipo con ese talento lo desperdiciaba en las execrables ideas que malditos franceses maquinaban. Su Requiem me gustaba, pero comparen su Dies irae con el de Verdi. No hay color. Como una disputa en el área entre Federico Fazio y Vinnie Jones.


Claro que, el tiempo pasa, uno se hace mayor (aquí nos la sudará la música, pero amamos las tautologías), lee libros, y un buen día adquiere uno de estética. Estética la disciplina filosófica, no en lo que ha venido a llamarse el oficio de barbero. Tratados de ese jaez le dejan a uno hecho polvo, con el ego por los suelos. ¿Recuerdan el último partido del año 2000, que si lo ganábamos el Sevilla acabaría el año como líder de Segunda y costó Dios y ayuda empatarle al Universidad de Las Palmas el 0-2 con que se adelantaron al principio de la segunda mitad? La cura de humildad de que provee la lectura de una de esas obras es muy aproximada a la de aquel día. También es el mejor antídoto al burdo silogismo “pues a mí me gusta y para mí es arte”. Y lo peor de todo, te pone a la altura del betún razonando, con papeles de por medio. De lo poco que me quedó claro de aquellas lecturas es que los artificios que usa cualquier autor para provocar una emoción son bazofia, porquería que se mete para llevar de la mano a un público al que no se tiene respeto y del que se sabe su condición de mastuerzo. Este simple axioma es como una purga en el vestuario del Real Madrid en busca de un varón poderosa y netamente heterosexual: apenas deja títere con cabeza. Aunque la película sea deleznable, en “Amadeus”, el Salieri, el malo de la cara picaíta de viruela que después recibe su merecido en Bolivia cuando lo ahorca el señor Sosa en un helicóptero por chivato y por cabrón, le dice a Mozart, ante el fracaso de una de sus óperas, algo así como que debió haberle dado al público un “CHUNDA” final para que al menos supiera cuando aplaudir. Que pedía mucho de ellos, en realidad ninguno tenía ni la más remota idea de música y había que darles la astracanada de siempre para que siguieran parándolo por la calle, tirándole besos y llamándole artista. Qué sabrá sobre ópera un herrero, un funcionario, un marqués o un niñato de cinco años que escucha los discos como el que oye llover. Eso les pasa a todos los genios, a los que proponen algo diferente y encima, cometen el error de estimar al público. Mozart habría compuesto sobre hombres pájaro, etcétera, pero lo hizo porque estaba tieso como la mojama, un actor igual de acabado que él le propuso una tontería para sacar dinero y te hace el tío “La flauta mágica”. Como quien no quiere la cosa. Genio. Y como todos los que en el mundo han tenido esa cualidad, lo hizo sin golpes de pecho, sin chunda final, sin besarse tatuajes, sin quitarse la camiseta al celebrar el gol. Llegando de puntillas, siendo al principio ninguneado por la grada, apodado “Luisfallano”, marrando penalties en Balaídos, dejado de lado por un argentino cedido cuya mayor virtud era reventarle la cara a los porteros rivales a balonazos. Pero un tío tocado por la divinidad sabe lo que vale; sabe, y declara, que él está para aparecer en el momento justo. Vaya si apareció en ese instante; en el que han de salir los hombres que marcan la diferencia, que te dan la gloria con una anticipación, con un salto, con el giro de cuello que te lleva adonde nadie, en cien años de historia, te había llevado nunca; donde ni el más recalcitrante esperó llegar. Hay fotos en las que se puede ver a Martí casi llorando, o sin el casi, corriendo detrás de él para celebrar aquel gol único en la historia. Él está feliz, tranquilo, sonriente, como un niño que marca en la plaza de su barrio. Sin darle importancia, sin demagogia, sin besos al escudo. Sabía quién era, sabía que del mismo modo que mete el gol que borra de un plumazo 58 años de mediocridad, de tedio, de vergüenza, de esperpentos, podía anotar de tacón en Valencia en un momento muy delicado para él y para el equipo y darnos la victoria en un estadio dificilísimo. Sospecho que le daba igual una cosa que otra. Le daba igual marcar en Eindhoven que en el Nuevo Colombino, con una vaselina perfecta, en una tarde anodina de febrero; o en Getafe, donde metió un gol sólo al alcance de los más grandes de este deporte. Y lento. Lentito. Poquito a poco, como gustan aquí abajo las cosas, sin aspavientos. Vean el gol. Parece que los defensas van a más velocidad mientras él controla, toca, flota, la mata, la suspende, la acaricia. Consciente de que no hay prisa, de que ahí no falla; pero ya que estamos, hagámoslo bonito, que yo sé hacerlo así y mejor. Vamos a hacerlo bien, con tranquilidad, con suavidad, poniéndole corazón, que es muy grande lo que tenemos detrás para terminar las cosas de cualquier manera. ¿Qué interés tiene un zambombazo, reventar la red, si se puede hacer otra cosa más pausada, con más cariño? ¿A qué tanta prisa, tanta vehemencia, con lo lindo que puede llegar a ser esto? Genios como el de Campinas ya van quedando pocos, si es que queda alguno. Normal, puede que hasta sea lo mejor. No se le puede dar el Quijote a un tío que es incapaz de leer más de 140 caracteres seguidos; no se le puede dar “Don Giovanni” a alguien acostumbrado a escuchar cuatro minutos de música elaborada con dos acordes. Para alguien así sólo cuenta la inmediatez, el éxito rápido, los fuegos artificiales, la celebración final que no significa nada sin una travesía del desierto previa, sin una elaboración, sin un trabajo. Esperan el gesto vacuo, el tremendismo, el disparo desde cuarenta metros para abrir el telediario, el exhibicionismo, la apoteosis final a bombo y platillo que deje claro el cenit. Lo nuestro es la pausa, la serenidad, la calma, el saber hacer las cosas a su debido tiempo, dibujando cada gesto en el aire, dándole su sitio al contrario, que aunque sea más rápido o más fuerte, no hace falta darse prisa, con temple; sabedor de que quien para, manda. Hoy triunfa el más fuerte, el que más corre, el más rápido, el que toma más anabolizantes. Han convertido algo hermoso en simple pornografía. El toque sutil, el elevar el balón como si éste fuera de espuma ante la salida del portero, y elevarse uno mismo como si volara salvando la entrada, es ya algo de otra época. Ahí están sus obras maestras, cómo la pone por encima sin mirar siquiera a portería en su gol al Villarreal en la 05/06; cómo controla con la rodilla, le cambia el rumbo a la trayectoria de la pelota antes de que toque el suelo y la vuelve a tocar cruzándola, como el que juega en la playa, sin que ningún picapedrero de los que le encimaban en su gol a Osasuna en las semifinales de UEFA pueda siquiera olerla, pero regalándoles entrar en la historia gracias a que podrán contar que una vez los burreó Luis Fabiano, que una vez fueron testigos privilegiados de un monumento al fútbol. O la sinfonía que compusieron entre Alves y él en el primero que se llevó el Zaragoza en 2008 de cinco que le caerían. No hay nada trágico ni patético, no es un esfuerzo supremo que mueva bajas pasiones lo que nos obsequió con esas jugadas. Son en apariencia sencillas, simples como un juego de niños, como un cuarteto para cuerda y oboe, gozoso, armónico, pero que encierra una complejidad absoluta que sólo el genio hace parecer fácil. Ya no hay futbolistas así; puede que no los merezcamos. No merecemos poetas, sólo deportistas.

Hace un tiempo, en un comentario, se nos pedía actualizar la imagen de cabecera de la bitácora porque se había quedado anticuada, porque ya sólo quedan dos de los que aparecen. Claro. También puede el Papa encalar la Capilla Sixtina y colocar un proyector como el que se puso esta Navidad en el ayuntamiento. Que queda más rollo 2.0 y nos ahorramos las restauraciones. Un mito no se toca, un señor que te ha hecho tan feliz no se olvida, a un genio se le honra.

Luis Fabiano

P.S.; Me dijo un compañero de esta santa casa un día, en el mejor símil que jamás me han expuesto con un lote mediante, que Luis Fabiano era otra cosa, ni mejor ni peor que nadie; diferente. Como Curro Romero, que igual le coge asco ya en el paseíllo a una corrida de Domingo de Resurrección en la Maestranza con toros escogiditos de Torrestrella, y después, en La Algaba, con morlacos de Cebada Gago, se lía la manta a la cabeza y te forma el taco. Ya ven. Hay gente que es capaz de jugar al fútbol, o de calificar a un jugador, con una pincelada que lo dice todo. Otros tenemos que escribir estos tochazos inconexos, dando mil vueltas para intentar decir lo mismo. Que Luis Fabiano Clemente es una de esas personas que nacen cada mucho tiempo y que debemos dar eternamente las gracias por haberlo podido disfrutar.



« Última modificación: Febrero 25, 2012, 22:23 Horas por kalamar » En línea
Zarok_
Mundialista
*******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 20650


Trochompions


WWW
« Respuesta #38 : Febrero 25, 2012, 22:12 Horas »

Besahuevos al señor que ha escrito esta entrada de Blog, coño!!.

En línea
kalamar
Profesional
******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 14157


Contaba mi abuelo que su SEVILLA FC...


« Respuesta #39 : Febrero 25, 2012, 22:24 Horas »

Besahuevos al señor que ha escrito esta entrada de Blog, coño!!.



Pero un tío tocado por la divinidad sabe lo que vale; sabe, y declara, que él está para aparecer en el momento justo. Vaya si apareció en ese instante; en el que han de salir los hombres que marcan la diferencia, que te dan la gloria con una anticipación, con un salto, con el giro de cuello que te lleva adonde nadie, en cien años de historia, te había llevado nunca; donde ni el más recalcitrante esperó llegar. Hay fotos en las que se puede ver a Martí casi llorando, o sin el casi, corriendo detrás de él para celebrar aquel gol único en la historia. Él está feliz, tranquilo, sonriente, como un niño que marca en la plaza de su barrio. Sin darle importancia, sin demagogia, sin besos al escudo. Sabía quién era, sabía que del mismo modo que mete el gol que borra de un plumazo 58 años de mediocridad, de tedio, de vergüenza, de esperpentos

Esta parte es brutal.
En línea
Páginas: 1 [2] 3 4 5 6 ... 13 Ir Arriba Imprimir 
« anterior próximo »
Ir a:  


Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.19 | SMF © 2006-2009, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!